Hormigón fotoluminiscente

El hormigón fotoluminiscente está formado por una parte de gravillas que se autocargan con la luz natural del dia y brillan cuando anochece.

Esto permite hacer pavimentos que brillan en la oscuridad que son ideales para hacer caminos peatonales, carriles bici, entradas de garage, etc... Dan un efecto visual muy divertido y original que además genera ahorro porque la superfície de los pavimentos se ve durante la noche.

La gravilla fotoluminiscente que se utiliza es totalmente inocua y respetuosa con el medio ambiente y no genera ningún peligro para la salud porque son piedrecitas fabricadas a base de aluminatos no radioactivos.